Friday, November 28, 2008

Un dia como hoy, Borinquen...

Un día como hoy, Borinquen, oí el llamado de tus caracoles
Un día como hoy, Borinquen, tu brisa tocó el tambor de mi pecho...


Un pie en la cebolla gigante
(nido de palomas y cuervos)
y la visa se agria
adquiere el color del autoexilio

aunque…
¡pareces bocanada precisa
contra el ahogo prematuro y permanente!

Detesto las adas peruanas y maldigo
el adorable bolsillo roto de la tribu
y el plomo de su sueño endosado

pero aún así los quiero

¡Por qué no me atajaron más, de a quedada ?
no te vayas hijito, hermano, tío, ven, ven…

El Perú respira asmático
corre obeso
escupe tísico

El reloj calienta las turbinas
El aeropuerto se hamaca en rutilantes ojeras
ágil pez de lágrimas
El piloto va conmigo conduéleme
sabe que regresa de inmediato ¡que suerte!
¿Quién andará picando cebollas?

35 años mi maleta de gordura democrática
y sólo un espinazo
y sólo un nervio
de muletas o de prótesis

¡Cuánta lágrima protesta contra la hélice
Cuánto lágrima impotente
Cuanto quédate vestido de adioses!

Mamá sequita por fuera hermano
hasta que la hélice mordió su ombligo

Adiós. Adiós... manoteo desde la panza del exilio involuntario

Adiós. Adiós hizo mamá al avión
y entonces se arreumaron sus ojos

Bramaba, rugía… igual que un mar parturiento
¿Hasta cuando mijito hasta cuando!

Hasta que tu bolsillo quede remendado
hasta que tu pulmón alumbre frescas olas

Yo no te lloré, tenía que sobarle aún
su vientre por 10 horas de camino

2 comments:

cemard@hotmail.com said...

Tube la suerte de leer este blog y emocionarme con este pequeño pero hermoso tributo a la ciudad donde naci, Gaudalupe, no se si llamarla ciudad o mejor decir mi pueblo creo que es una ciudad donde aún el corazon late con melodías de pueblo, donde los apellidos se repiten y casi todos somos parientes, donde la vida pasa lentamente entre la sonrisa y el abrazo acojedor especialmente para el foraneo, recuerdo que en las noches los mayores sacaban la perezosa y el petate a la vereda para ver la gente pasar y de pasada chismear, mientras los chicos jugabamos al rededor o talvez un poquito mas alla, ver la competencia de las bandas en la plaza de armas esperando la retreta cuantas veces me quede dormido, unas veces tirado en el pasto escuchando la banda de ferreñafe, otras la de Lambayeque y la mas graciosa la de morropón.
cuantas cosas que contar, prometo hcerlo proximamente, agradesco las fotos y los recuerdos y poemas
Ojala nos encontremos mas los guadalupanos dispersos en el mundo ajeno, sin olvidar que somos hermanos caminantes de arrozales
veraneantes de asequias
diario concurrentes de la Plaza y de mil vueltas a su alrededor

Robert Jara said...

Hola cemard...

Siento la nostalgia en tus palabras. Y me emociono de saber que mi blog te ha devuelto a nuestro pueblo, a pesar de la distancia.

Espero que este tributo a guadalupe lo pases a todos tus contactos, no hay mejor tributo.

atte

Robert Jara.