Thursday, April 06, 2006

poemitas(2)...

Oh Borinquen
divina excusa del fracaso
no me dejes caer con la deuda in contraída de mi espalda
no me dejes caer con el respiro endosado

Papá
ni mierdeándome logró anclarme a la palana

No me prives
isla del (des)encanto la bocanada de aire fresco
que insuflo al pulmón jodido

Déjame creer
que soy hábil creándole espejismos

Sé que tu respiro de caña muele tus narices
sé que tu pellejo se debate entre dudas y cementos
pero déjame gorrear / y así poder fabricar legañas adorables
déjame remendar el bolsillo impunemente agujereado


Pienso irme
siempre
y siempre el pan y su aroma me abofetean me abozalan

será que extraña al mordisco ausente

Para qué el diente entonces…
si sólo se hambruna. ¡Díselos, Darwin, porfa’!

Pienso irme
siempre
y siempre el aeropuerto me restriega la deuda cebollada

y dilato al máximo mi exilio…
no hay que decapitar el respiro prestado

2 comments:

Imagen y palabra said...

Puede ser patológico pero el mal de insularismo está acabando conmigo. Vivir en este paisito con ínfulas de país es un indicio de sensatez ramplona.

Anonymous said...

El insularismo a veces lo creamos nosotros mismos.